Patrimonio

Palacios Reales de Abomey – Benin

Los Palacios Reales de Abomey son 12 palacios construidos en el corazón de la ciudad de Abomey en Benin, antiguamente la capital del Reino de África Occidental de Dahomey. El Reino fue fundado en 1625 por el pueblo Fon, que lo convirtió en un poderoso imperio militar y comercial, que dominó el comercio con los comerciantes europeos de esclavos en la Costa de los Esclavos hasta finales del siglo XIX, a quienes vendieron sus prisioneros de guerra.

Los palacios opulentos construidos por los 12 gobernantes del reino dentro del sitio enclaustrado de Abomey funcionaron entre 1695 y 1900, como el centro cultural tradicional del imperio. El primer gobernante que inició la construcción de palacios fue el rey Houegbadja que había fundado la ciudad. El reino se estableció como uno de los más poderosos de la costa occidental de África.

La UNESCO había inscrito los palacios en la Lista de los Sitios del Patrimonio Mundial en África. Hoy en día los palacios ya no están habitados, pero los del rey Ghézo y el rey Glélé albergan el Museo Histórico de Abomey, que ilustra la historia del reino y su simbolismo a través de un deseo de independencia, resistencia y lucha contra la ocupación colonial.

El sitio se extiende unas 40 hectáreas y, en su apogeo, los palacios reales podían acomodar a 8000 personas: este lugar tienen un gran valor histórico y cultural, y es el único recordatorio del reino Dahomey.

 

Summary
Palacios Reales de Abomey - Benin
Article Name
Palacios Reales de Abomey - Benin
Description
Los palacios opulentos construidos por los 12 gobernantes del reino dentro del sitio enclaustrado de Abomey funcionaron entre 1695 y 1900, como el centro cultural tradicional del imperio.
Ubicación

Add Comment

Click para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Próximos Eventos

Sign Up!

Latest content delivered weekly straight to your inbox
SUBSCRIBE

Regístrate!

Los últimos contenidos semanalmente en tu correo
SUSCRIBIRME