Centros de Visitantes

Sede Central del Parque Natural de la Isla de Fogo / OTO

  • Arquitecto:OTO
  • Ubicación:Isla de Fogo, Cabo Verde
  • Fecha:2013
  • Superficie del Proyecto:3200.0 m²
  • Cliente:Ministerio de Agricultura de Cabo Verde
  • Equipo de Proyecto:André Castro Santos, Miguel Ribeiro de Carvalho, Nuno Teixeira Martins, Ricardo Barbosa Vicente

 

Sede central del Parque natural de la Isla de Fogo – Descripión de OTO.

En la isla de Fogo a una altitud de 1800 metros, en medio del cráter del volcán, se encuentra un pueblo de unos 1200 habitantes, que viven al margen de la legalidad, ocupando tierras que pertenecen al Estado, donde se organizan y llevan a cabo actividades agrícolas, como medio de subsistencia, en una de las regiones más pobres del Cabo Verde.

1 - Isla de Fogo
Courtesy of OTO

El estado de las áreas protegidas de interés nacional obligó a la zonificación de la agricultura, con evidentes limitaciones a la construcción, e introdujo normas contra la ocupación libre de la ciudad, generando colisiones de interés con frecuentes enfrentamientos. Las líneas maestras para el proyecto, por tanto, se levantan de la necesidad de consolidar la identidad de esta región protegida, proporcionando una base para la conciliación de la población con la nueva administración del parque. Se pensó en espacios de interacción cultural y recreacional como una solución viable, tanto para el pueblo de Cha das Caldeiras, como para los visitantes.

2 - Isla de Fogo
Courtesy of OTO

El paisaje natural, sorprendentemente marcado por el volcán y su cráter, posee una belleza única y rara, que aspira a convertirse en patrimonio de la humanidad. La idea era, por tanto, lograr una solución equilibrada, donde la arquitectura y el paisaje se conviertiesen en cómplices, complementarios entre sí. La masa del edificio está constituida por una piel continua, compuesta de bloques de mampostería negra local, una mezcla de cemento y cenizas del volcán.

Durante el día, las paredes largas contornean el edificio y se mezclan con la carretera, sugiriendo la existencia de espacios a través de un juego de sombras. Por la noche, la luz brillante se evita como un medio para proteger a las aves nativas.

2 - Isla de Fogo
Courtesy of OTO

Para hacer frente a la inexistencia de cualquier infraestructura de utilidad pública anterior, el edificio fue pensado como una unidad autosuficiente. Los paneles fotovoltaicos de la cubierta absorben la luz solar que se almacena posteriormente en baterías que proporcionan los recursos de energía necesarios para la construcción. Con el fin de ahorrar energía, todos los sistemas de ventilación son pasivos. Los sistemas de fachada de red integrada permiten el control de la temperatura interna, aprovechando la inercia térmica del edificio, que permite la acumulación de calor durante el día y la ventilación natural durante la noche.

3 - Isla de Fogo
Courtesy of OTO

El suministro de agua fue también un reto. El agua de lluvia se colecta en la cubierta del edificio y es dirigida hacia un depósito de almacenamiento, desde el que puede ser utilizada tanto para regar como para uso doméstico. Las aguas grises son recolectadas, recicladas y bombeadas de nuevo al sistema.

4 - Isla de Fogo
Courtesy of OTO

El edificio se divide en dos grandes zonas principales: la Cultural – compuesta por un auditorio, teatro al aire libre, biblioteca y terraza-cafetería – y la Administrativa, compuesta por salas de reuniones, oficinas, laboratorio y zonas técnicas. Una sucesión de terreno inclinado compone las zonas exteriores, que se extienden des de lo más alto del edificio, hasta los patios principales del edificio, donde están plantadas especies de plantas representativas del Parque natural, fundiendo el edificio con sus alrededores.

5 - Isla de Fogo
Courtesy of OTO

Con la Central en pleno funcionamiento, el Parque Natural se valora cada vez más, lo que contribuye a enriquecer a los sectores sociales, culturales y económicos de la isla, integrando y mejorando de manera armoniosa los desafíos del espacio que lo rodean. La escasez de recursos locales se convirtió en una oportunidad y, por lo tanto, la construcción fue hecha por el pueblo y para el pueblo, utilizando materiales y técnicas locales. La oficina central está hecha para que nos sintamos ¨as nôs cása¨ en la tierra de Djarfogo “.

En noviembre de 2014, 7 meses después de su inauguración, la sede  fue destruida por la erupción del volcán. Quedará en la historia después de estar en la lista de finalistas de los WAF, ganando el “Premio Nacional de Arquitectura de Cabo Verde”.

 

MÁS CRÉDITOS: Especialistas: Arq. Jorge Graça Costa, Eng. Amado Alves, Eng. Maria João Rodrigues + Eng. João Parente, Prosirtec, Matriz Engenharia Contratista: Armando Cunha Financiero: KFW, General coordination, GOPA

 

Ubicación

Add Comment

Click para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sign Up!

Latest content delivered weekly straight to your inbox
SUBSCRIBE

Regístrate!

Los últimos contenidos semanalmente en tu correo
SUSCRIBIRME